Blogia
lamia

El hombre del traje gris

Hoy ha venido el hombre del traje gris. Sentado frente a mí, entrecierra sus ojos y valora el escenario: otros tres trajes y dos vestidos floreados. Sus ojos, agudos y avariciosos, se esconden tras sus párpados entrecerrados. Oscuros, como el traje gris. Está alerta.

Pero la risa le delata: histriónica y excesiva. Aguda. Si no fuera por ese punto de crueldad que se adivina en las notas finales… casi infantil.

Hoy ha venido el hombre del traje gris.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Lamia -

Reikiaduo, la mirada de este tipo te puedo asegurar que no engaña. Es oscura, oscura.
-----------------------------
Jubi, me temo que el tipo éste es todo lo contrario. No he leído la novela que comentas. Quizá me anime y así cambie mi percepción del hombre del traje gris.

unjubilado -

He leido esa novela en dos ocasiones y la asocio a una persona amable, que se hace cargo de sus problemas y no quiere llegar a la cumbre de una empresa por no restar tiempo a su familia.
Saludos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

reikiaduo -

Es fácil engañar con la cara, ya es más difícil engañar cuando te ries (a la vista está), pero no hay quien engañe con una mirada directa

Lamia -

También a mí me inquieta él, Mima. Pero miro para otro lado.

laMima -

...me inquieta leer esto. No sé...¿alguien que espera hacer daño?..¡que se vaya!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres