Blogia
lamia

El Aragón que Queremos

Hace unos días escribí un texto titulado "El hombre del traje gris". Ayer tuve ocasión de asistir a la clausura de la VII Cumbre Empresarial de Aragón y me encontré no sólo a un hombre de traje gris sino a casi tres centenares de empresarios, del género masculino, que durante todo el día habían estado disertando sobre el futuro de la Comunidad Autónoma.

Es una pena comprobar como, a pesar de los esfuerzos que se hacen desde las altas instancias, y de la lucha diaria de miles de mujeres que tratan de ir ganando cotas de poder, sigue siendo testimonial la presencia femenina en determinados ámbitos. El empresarial es uno de ellos.

Aunque no pude hacer un muestreo exhaustivo, si puedo asegurar que no pasaban de la decena las mujeres que ayer asistieron a esta cita económica. He de decir, además, que era especialmente difícil distinguirlas entre la masa de trajes grises porque la mayoría de ellas (por no decir todas) habían optado por un atuendo similar al de sus compañeros. Abundaban (entre diez no puede haber mucho "abundamiento", en cualquier caso) los trajes chaqueta, completados con pantalón y no falda, de color negro o gris. No vi vestidos, ni colores. Parecía como si las pocas mujeres que habían acudido al evento pretendieran (cual camaleones) mimetizarse con su entorno para no llamar demasiado la atención. Una de las asistentes, con la que llegamos a comentar la escasa representación de mujeres, llegó a contarme como -cuando inició su carrera política- un asesor de imagen le aconsejó usar trajes de chaqueta-pantalón y colores neutros para que la atención de los hombres se centrara en lo que decía y representaba y no en su propia figura (sus piernas, concretamente).

Aunque las mujeres hemos ido incorporándonos a espacios tradicionalmente ocupados por los varones, es bien cierto que todavía hay "paisajes" dominados por el sexo masculino.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Lamia -

Carlos y Celebrador, me gusta ver que en vuestro ámbito laboral abundan las mujeres. También en el mío. Las facultades de Periodismo están cada días más llenas de mujeres. Y empezamos a ser mayoría en la profesión también.
Sin embargo, la mayoría de los puestos directivos siguen ocupados por hombres. Faltal directoras de periódicos, teles y emisoras de radio. Sobran redactores-jefe varones.
Y, por lo que respecta a la Administración Pública, ámbito en el que ahora me desenvuelvo, me temo que -aunque hay mayoría de funcionarias (mujeres)- son mayoría los jefes de servicio, directores generales y consejeros.
Lo siento, las cifras son así de duras.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

celebrador -

Las veces (pocas veces) que he tenido jefas me he llevado muy bien con ellas, y en el mundo en el que me manejo, la Administración Pública, la preponderancia femenina en % del personal es, en estos momentos, abrumadora

Y no faltan ni faldas, ni colores

carlos -

En aviación, afortunadamente ya hay muchas profesionales mujeres. En general son excelentes profesionales, hechas a una lucha más dura que el resto, por su condición de mujeres.
Ahora ya nadie se sorprende de ver una "comandanta" sin ser la mujer del comandante.
Hubo un intento de adapatar el uniforme de piloto a un diseño más femenino, aunque la mayoría optaron por el uniforme clásico por la comodidad de los pantalones al "meterse" en un reducto bastante angosto.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres