Blogia
lamia

Las zapatillas de baile

Cuando era pequeña, había un cuento que me gustaba mucho y que hablaba de una princesa a la que su padre había encerrado en su casa y no dejaba salir. No recuerdo muy bien los términos en que se desarrollaba la historia pero sí tengo claro que ella escapaba por las noches, a través de una puerta secreta, para ir a bailar. Bailaba, bailaba, bailaba y bailaba hasta la madrugada. Y su padre sólo descubrió la historia cuando se dio cuenta de que las zapatillas de baile de su hija se desgastaban con una rapidez inusual.

Yo me siento también como esa princesa del cuento que se escapa por las noches y gira al compás de la música mientras desgasta las zapatillas de baile. Mientras giro, al compás de la música, vivo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres