Blogia
lamia

Llueve

El agua sigue cayendo impenitente sobre Zaragoza. Empezó ayer por la tarde-noche y sigue sin parar. La lluvia y la nostalgia. Porque el otoño entierra sus raíces a medida que se prepara para dar paso al invierno pero la nostalgia que ha traído no cede espacio.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Lamia -

Qué bueno es el calor del hogar, Sofi.

sofi -

La lluvia parece que no cesa tampoco en este pueblo. Esta mañana caía mezcla con nieve, esa misma nieve que ha sepultado toda esperanza de que crezcan algunas setas, que no han sido muchas este año por aquí. Y la nostalgia lo invade todo, cuando diriges la mirada al monte y al sentir el frío en tu piel, solo deseas calentarte al calor del hogar y de los recuerdos. Un saludo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres