Blogia
lamia

Recapitulando

Recapitulando

¿Por qué siempre que vamos al médico el paisaje que vemos desde su ventana es tan inhóspito y el cielo tan gris?

 

¿Por qué a veces resulta más fácil contar a personas que nos son totalmente desconocidas pensamientos tan íntimos que no nos atrevemos a compartir con quienes se encuentran más cerca?

 

¿Por qué el amor tiene que llevar siempre aparejado el sufrimiento?

 

¿Por qué después de todo lo acontecido aún mantengo intacta la capacidad de ruborizarme ante determinadas palabras o sentimientos?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

12 comentarios

Lamia -

Estrella y Amam, alguien me dijo una vez que para atrás ni para coger impulso.

amam -

Debo estar un poco dormida, me he comido una "a". Adelante no delante. Más besos

amam -

Alguien dijo que vivir es sufrir, algo de razón ya llevaba. Pero hay que seguir para delante. Besos

Estrella de Mar -

Al final todos acabamos preguntándonos las mismas cosas, pero yo también coincido en que es la mejor prueba de que estamos vivos y con ganas de seguir adelante.

Besos

Lamia -

No sé si inteligentemente sensible... tímida sí. Y le doy tantas vueltas a las cosas que al final me acabo enrollando en mi misma. Pero, en cualquier caso, me ha hecho mucha ilusión tu visita. Gracias por venir.

Viva vivísima, Inma. Pero....

No todo depende de uno mismo, Carlos. Pero es verdad que empiezo a vivir.

carlitos -

Ves, en la respuesta incides en que estás empezando a pensar...¡vive! y que sea lo que Dios quiera...

laMIma -

Porque estás viva.
Por fuera y por dentro.

Entrenomadas -

Tú haz preguntas, no malo es cuando no se tienen y se da todo por hecho.

No sé si eres tímida, pero por las preguntas yo diría que eres inteligentemente sensible.

Un abrazo y AUGURI!!!

M

Lamia -

Supongo que todo eso y mucho más, Fernando. Pero también es verdad que el blog es un bálsamo para mi timidez.

Javier, cuando recapitules vuelve a verme. Te estaré esperando.

Pues claro que sí, Carlos, mucho. Quizá demasiado. Pero empiezo a pensar que a veces en la vida, hay que dejarse llevar. No tenemos más que una oportunidad para vivirla y hay que aprovecharla.

carlitos -

Porque sigues pensando...

Javier López Clemente -

Ya ves, vengo a responder a tus cuatro preguntas y, a la hora de la verdad... tal vez yo también debería recapitular antes de contestar.

Salu2 Córneos.

Fernando -

porque nunca acabas de quitarte ese cobijo donde metes los rastros de al vida...lo que te hacía temer la oscuridad, los perros que ladraban, los amores de peligro, el que te vierán desnuda por fuera y por dentro...y toda esa timidez que está ya en tu piel...sin embargo quien te desconoce te da motivos para ser tú pero más desnuda (ninguno te llamará Isa, Maribel o Isabelita salvo que tú se lo digas)...sin casi pasado?..besos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres