Blogia
lamia

Fernando Sarria

Porque él lo expresa tan bien... Porque me gusta lo que dice.... Porque me siento un poco así.... Porque vengo del silencio... un silencio que empieza a llenarse de palabras... Porque yo sueño también con mundos distintos y los veo en cada gota de rocío o en cada hoja de mis hayas.... Porque también soy simple... Porque no sé si llegan a cuatro verdades pero alguna certeza he obtenido... Porque mis manos se quedan huérfanas después de un roce tan dulce...

Por eso, traigo aquí un nuevo poema que Fernando Sarria publica en su blog.

 

Vengo desde el silencio,
un desierto de invierno me precede
y hace sofismas de la lluvia
como si en su toga se escondieran
las cuatro verdades que conozco.
Soy tan simple
que veo en cada gota de rocío
un mundo apresado en su infinito sueño
y ese rumor de campanas
y restos de estrellas
que quedan en mis manos cuando te tocan.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Lamia -

Carlos, a veces es necesario hacer un parón y escucharnos a nosotros mismos. Este mundo está tan lleno de ruidos que nos ahoga anulando nuestros verdaderos sentimientos.

Bienvenida otra vez, Irene. Su poesía está llena de ternura y sensibilidad. Y eso no es fácil de encontrar.

Capycua, querida, el Sarria es un maestro de las palabras, la verdad. Y, además, hay tanto sentimiento... que la unión de ambas cosas da como resultado estos pedacitos de arte. Un beso, bonita. Y ánimo que el silencio poco a poco dará paso a otras cosas mejores.

capycua -

...por el silencio, y la ternura. Y por la simpleza que en ocasiones es complicación escondida... relmente bonito el poema... qué manera tan hermosa de unir palabras!!!

irene -

Fernando es un poeta lleno de ternura y sensibilidad. También me gusta por todo lo que te gusta a ti.
Un beso, Lamia.

carlitos -

El viene desde el silencio y otros vamos hacia él buscando cómo escuchar, en nuestro interior, las respuestas al mundo exterior...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres