Blogia
lamia

Cha, cha, cha

Cha, cha, cha

Hemos vuelto a bailar. Tu piel contra la mía.

Equilibrio de fuerzas contrarias.

Combate de euforia y miedo, materia y espíritu.

Desencuentro melódico en un dos por cuatro.

Mientras mi alma te anhela,

en esta búsqueda longeva de pasos desiguales,

mi cuerpo, ajeno al roce exacto de cuerpos y deseos.

Cha, cha, cha: chapoteo ligero.

Mi mente aletea asustada: siento tu piel contra la mía.

Ojos ajenos espían nuestras miradas.

Tu aliento resuena sobre las gotas de sudor resbalando en mi espalda.

Envidia de este baile que marcamos enredados en un sinfín de abrazos y caricias.

¡Lástima de baile! ¡Qué pena de miedo!

Miedo a sentir: tu piel contra la mía.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

games -

Great

Lamia -

Siempre hay que dejarse llevar por la música, Diego. Te conduce a mejores lugares.

Diego de Rivas -

Un poema al son de un chachacha. Olé!!. ¡Qué original! Me dejaré llevar.

Un beso,

Lamia -

Bien por Mocedades... El Consorcio... o lo que sea que acaben siendo, jubi.

------------------------

Anda que no hay que dar vueltas para dejarse el miedo a un lado, majo.

miguel angel -

Sin miedo. No bailo nada de nada, pero eso .... Sin miedo.

unjubilado -

Al compás del cha ca cha, del cha ca cha del tren
que gusto da viajar, cuando se va en exprés
pues parece que el amor con su dulzón vaivén
produce mas calor que el cha ca cha del tren.
Saludos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres