Blogia
lamia

Actualidad

Carlos Pauner parte hacia el Manaslu

Carlos Pauner parte hacia el Manaslu

Hacia las cimas del mundo... Expedición 2009.

 

Así encabeza Carlos Pauner una cuidadísima invitación que la gente de Comunica-t le ha preparado para presentar su próximo reto, el que le llevará a hacer cima en su noveno "ochomil": el Manaslu (8.163 metros).

 

Mi querido Chema, con el que la vida me ha ido cruzando en distintas ocasiones proporcionándome siempre la oportunidad de ahondar en una relación que bien podría terminar siendo una sólida amistad, sabedor de la admiración que siento hacia Pauner, ha tenido el detalle de regalarme una de las invitaciones que han preparado para convocar a los medios de comunicación en lo que será la despedida del montañero antes de iniciar una nueva expedición. Una iniciativa que se enmarca en su proyecto de coronar los catorce "ochomiles" que existen en el mundo y que sólo medio centenar de personas cuentan en su haber.

 

No conozco a Pauner salvo por una ocasión en la pude asistir a la entrega de banderín que le hizo el Gobierno de Aragón, previa a su marcha hacia Nepal. Nunca he cruzado con él una sola palabra. No sé nada del montañero salvo lo que -dentro también de la discreción que le caracteriza- me cuenta Chema cuando su nombre o su proyecto irrumpen en nuestras conversaciones. Sin embargo, y tampoco sé explicar por qué, siento una tremenda admiración hacia el jacetano. Es, a mi juicio, una persona de gran carisma y fuerza interior porque sólo así, me temo, uno puede hablar de tu a tu con la montaña.

 

La invitación que ha diseñado Comunica-t contiene una convocatoria para los medios de comunicación, adornada por una foto de Pauner ascendiendo entre la nieve y la representación de una bandera tibetana; incluye también una bandera tibetana de color verde; y un papel vegetal en el que, junto al dibujo de un caballo, aparece el siguiente texto:

 

 

Las banderas tibetanas de oración son una síntesis de los elementos de la religión Bon y el Dharma del budismo indio.

El viento y el caballo son vehículos naturales de movimiento, el caballo transporta formas materiales y el viento formas etéreas.

Cuando el viento sopla, la sagrada bandera de oración se agita en la brisa y las oraciones contenidas en la bandera son transportadas a todos los seres como una bendición.

Las banderas de oración pueden ser puestas en el campo atándolas al borde de un tejado, entre postes, en los templos, entre árboles y otros lugares, dándole la oportunidad al viento de moverlas.

 

 

También a mí me gustaría grabar en una bandera palabras de aliento. Quisiera anclarla en mi tejado para que el viento, ese cierzo inmisericorde que me acompaña siempre, tuviera la oportunidad de moverla transportando mis deseos al Masnalu. Me gustaría saber que Carlos Pauner ha coronado ya su noveno "ochomil" y está de camino a casa.

 

(La foto es de M. Á. Latorre).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Chema Lera y su Bestiario (II)

Chema Lera y su Bestiario (II)

 

"Un trabajo a fuego lento y con corazón". Así definió Chema Lera el pasado lunes su libro "Bestiario Ilustrado de Aragón. Seres Fantásticos". Una publicación a la que ha dedicado mucho tiempo y que le ha permitido aprender a valorar la belleza de lo diferente (Chema dixit).

 

Viniendo en este momento de leer una de las entradas que ha colgado Javier López Clemente en su blog, y que habla de legumbres y cocidos, me atrevería a decir que el libro de Chema es un plato que, como él apuntaba, ha sido elaborado a fuego lento, a la vieja usanza, con el tiempo preciso y los ingredientes necesarios. Con todo el cariño de las cosas que se hacen con amor. Con una dedicación absoluta y, por supuesto, con la complicidad de sus gatos.

 

Chema reconoció haberse sentido como un monje medieval como consecuencia del silencio que ha rodeado su trabajo, por el tiempo que le ha dedicado, por su deseo de ponerse en el lugar de aquellos que, siglos atrás, trabajaron en la piedra las imágenes románicas en las que se ha inspirado. Todo ello le ha permitido, como dijo en la presentación, valorar la belleza de lo diferente hasta llegar al convencimiento de que los verdaderos monstruos son aquellos que son iguales.

 

El Bestiario de Chema recoge nereidas, sirenas, dragones, lamias, grifos, basiliscos... una pléyade de seres fantásticos que el ilustrador ha recuperado de entre las piedras malheridas que Antonio García Omedes le ha ayudado a recopilar.

 

Chema, que como ya he dicho en otras ocasiones es uno de mis tres ángeles de la Guarda (soy así de afortunada, ya veis, yo tengo tres), ha presentado un trabajo lleno de magia y color al que deseo todo el éxito que se merece.

 

Y quiero finalizar esta entrada con unas palabras que Antonio García Omedes reprodujo en la presentación y que atribuía a Aurelio Bierge:

 

 

"...... porque detrás de cualquier río moran las hadas".

 

Yo también lo creo, Chema. Y gracias a eso, los días siempre son mejores.

 

La foto, por supuesto, se la he "robado" a Chema de su blog.

Chema Lera y su Bestiario (I)

Chema Lera y su Bestiario (I)

 

Chema Lera, uno de mis tres ángeles de la Guarda, presenta esta tarde en el Ámbito Cultural de El Corte Inglés su último trabajo: Bestiario Ilustrado de Aragón. Seres Fantásticos. Lo acompañarán Antonio García Omedes y Natalio Bayo. Voy a estar allí y os lo contaré. De momento os dejo una de las ilustraciones que Chema cuelga en su blog y que representa a una Lamia.

Quiero ser como ella

Quiero ser como ella

Yo quiero ser como ella. Si. De mayor quiero ser como ella. Y no porque el ministro de Trabajo le impusiera el viernes la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo. No. Ni tampoco por las colaboraciones periodísticas que aún hoy sigue realizando. No. Ni siquiera por el hecho de que sigue siendo un referente para toda la profesión.

 

Yo de mayor quiero ser como ella: una persona íntegra, honesta, cálida, amiga de sus amigos, madre entregada, excelente profesional y mejor persona. Yo quiero ser como ella, que el viernes consiguió reunir en la Delegación del Gobierno en Aragón a varias generaciones de periodistas que la reconocen como una maestra indiscutible. Ella, sobre la que excelentes profesionales de la comunicación de esta Comunidad Autónoma han dedicado palabras laudatorias. Ella, que siendo como es, en el acto de entrega de la Medalla, no habló de sí misma y, sin embargo, tuvo palabras de recuerdo para todos los compañeros que en estos momentos atraviesan momentos difíciles. Ella, que supo reivindicar una vez más la dignidad de una profesión puesta en entredicho un día si y otro también. Ella, que insistió en que la costumbre le hubiera llevado a situarse al otro lado de la noticia, junto a quienes empuñaban un micrófono y preguntaban al ministro de Trabajo sobre una posible reforma del mercado laboral.

 

Yo de mayor quiero ser como ella. Ella, que al final de su discurso tuvo unas breves palabras para sus tres hijos, de quienes afirmó que habían sido sus cómplices sentimentales. A quienes agradeció su generosidad, porque merced al tiempo que les ha hurtado, ha sido capaz de desarrollar lo que, desde muy temprana edad, ha sido, más que su profesión, su vocación.

 

María José habló en su discurso de lo importante que son los compañeros sentimentales. Ella se refirió a Natalia, Diego y Laura porque ellos han sido quienes a lo largo de todos estos años le han acompañado y han sufrido las consecuencias de vivir una profesión tan intensa y profundamente como ella lo ha hecho. Ellos, que sienten absoluta devoción por una madre que siempre ha estado a su lado cuando ha sido preciso. Una madre que a la que no le duelen prendas asegurar que es de sus hijos de los que más orgullosa se siente siempre.

 

Por todo eso, de mayor quiero ser como ella. Porque, además, vivo cada uno de sus logros y éxitos como si fuera propio. Porque, sin duda alguna, además de mi mejor maestra, es una de las personas a las que más quiero.

La foto, aquí.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

El Cronista de la Red

El Cronista de la Red

Ando un poco en las nubes esta semana y no me da la vida para mucho. Por eso se me ha hecho un poco tarde para contaros que hay una nuevo número de El Cronista de la Red en el mundo éste del internet. Esta iniciativa, que coordina con pasión y entusiasmo Luisa Miñana, aborda en esta ocasión los siguientes temas:

 

    -         Literatura y cine/ Mas allá del Spaghetti/Western, por Pablo Lorente (a propósito de "Vivo o muerto"- Tropo Editores)

-         La mirada oblicua, por Berna Wang

-         Faros, por Fernando Sarría

-         París, por Miguel Angel Yusta

-         Un día de Cronista, por Emilio Gil

-         Sinfonía inacabada, por María Dubón

-         Sobrenombres 12, Francisco Carrasquer y el libro "Ascaso y Zaragoza. Dos pérdidas: la pérdida", por Marisancho Menjón

-         Del verde al rojo, por Miguel Angel Latorre

-         Voladuras, por Chema Lera

-         Anthony and the Johnsons, por Rafa Lobarte

-         Todo Pintura, por Berta Lombán

-         Viaje a Nepal, por Marisa Lamarca

-         Nuestras palabras, por Marisa Lamarca

-         Goya y el mundo moderno, reseña de la exposición en el Museo de Zaragoza

-         Libros en Aragón: reseñas sobre "Epipsychidion", "Mula de carga" y "Abierto para fantoches"

     -         Nuevas miradas: las viñetas de Chorche Nogueras

¿Química o amistad?

¿Química o amistad?

 

¿Topillo de la pradera o de la montaña? No lo tengo claro... Sólo me parece que evoluciono (como los pokemon).

 

La respuesta a este enigma: El País (Vida &Artes)

 

No me lo tengáis en cuenta.
A veces cuando uno duerme poco y piensa mucho... éste es el resultado.

La foto, aquí.

Obama

Supongo que esto que ha pasado en Estados Unidos es muy importante. Y lo supongo porque mi hijo, de once años, cuando esta mañana se ha levantado me ha dicho, antes del beso matutino:

- ¿Qué ha pasado, mami?

- ¿Cómo que qué ha pasado?, he contestado yo.

- ¿Quién ha ganado?

Y me he ido a la radio para saberlo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres